¿Son verdaderas las teorías científicas que aceptamos actualmente? De ser así, ¿cómo sabemos que lo son? Si decimos que se “verifican” por la experiencia, ¿cuántos experimentos, cuántas observaciones serían necesarios para “verificar” una hipótesis? Si las hipótesis científicas no pueden verificarse, ¿por qué las aceptamos? ¿En qué sentido se diferencia la ciencia de otros discursos, como el de la pseudociencia o el de la religión? Estas son preguntas sobre la ciencia, pero no son preguntas de la ciencia. Pertenecen al discurso de la filosofía de la ciencia. Mientras la ciencia se pregunta sobre objetos del mundo, la filosofía de la ciencia se pregunta, no por los objetos mismos, sino por nuestro conocimiento científico sobre esos objetos. En este curso les invitamos a explorar estas cuestiones. Queremos que piensen con nosotros Cómo se piensa la ciencia.
Para acceder a este contenido has de estar suscrito a uno de nuestros planes de suscripción. Suscríbete aquí
Si quieres más información sobre los cursos clica aquí.