Todo lo que debes saber sobre los volcanes

Picture of somos-amautas
somos-amautas
Lava saliendo de un volcán
Los volcanes son fuente de vida y también de destrucción, pero ¿qué conocemos realmente sobre los volcanes? Las erupciones volcánicas dejan como rastro numerosas preguntas sin responder. Por eso, en este artículo queremos enseñarte de manera genérica todo lo que debes saber sobre volcanes, qué tipos existen y por qué erupcionan. Y es que, ni todos los volcanes son iguales ni todas las erupciones son del mismo tipo.

Contenidos

Qué es un volcán

Podemos definir el volcán como una grieta o abertura que se genera en la corteza terrestre que está conectada a una cámara magmática por la cual los materiales incandescentes en forma de lava, gas y líquidos a altas temperaturas del interior de un planeta emergen y se acumulan en su superficie.

Estas estructuras geológicas son conocidas y temidas desde la prehistoria y su estructura se compone de:

  • Cámara magmática: esta es la zona en la que se encuentra almacenada toda la roca fundida y forma la lava.
  • Chimenea: conducto por el que asciende el magma hasta el cráter.
  • Cráter: área por donde sale toda la lava hacia el exterior.
  • Cono volcánico: zona donde se aglomera la lava y otros productos fragmentados.

En Amautas tienes un curso para conocer en detalle todo lo que debes saber sobre los volcanes. Aquí puedes ver el primer capítulo:

El magma: formación y ascenso

El magma volcánico es el conjunto de roca fundida, compuestos sólidos y volátiles que se generan en el interior de la Tierra. Este material no se encuentra solamente en el interior de un volcán sino que, además, podemos hallarlo en el interior de rocas cercanas a este. Cuando el magma se enfría y cristaliza se forman las llamadas rocas ígneas.

El magma se encuentra a temperaturas muy elevadas (entre 700ºC y 1.300ºC) y su proceso de formación es largo y complicado.

Diferencia entre lava y magma

En ocasiones, confundimos ambos términos y creemos que significan lo mismo. Sin embargo, esto no es así. Si bien es cierto que ambos materiales están compuestos de roca fundida<span”>, la diferencia principal la encontramos en que, el magma, nunca sale a la superficie terrestre mientras que, la lava, si es expulsada al exterior por encima de la corteza terrestre. Por lo tanto, el magma al final termina enfriando y solidificándose bajo la corteza terrestre.

Cómo se forma el magma

El magma está compuesto, como hemos dicho, por roca parcial o totalmente fundida que cuando se enfría se solidifica convirtiéndose en una roca ígnea compuesta de minerales. Es por ello que podemos decir que el magma tiene tres componentes distintos:

  • Una fase gaseosa (llamados volátiles)
  • Un componente líquido (silicio, oxígeno y otros elementos en menor cantidad)
  • Un componente sólido (minerales de silicato)

El magma puede originarse debido a las siguientes causas:

  1. Por la disminución de la presión: la presión es un factor que aumenta con la profundidad. El magma, en este caso, se funde cuando la roca sólida y caliente del manto ascienden a zonas de surgencia convectiva llegando a lugares en los que la presión es menor. Es durante este proceso cuándo se genera el magma.
  2. Por el aumento de la temperatura: esta es la forma en la que mayoritariamente surge el magma. Ocurre cuando la roca prácticamente sólida que se encuentra en la corteza y el manto superior, se funde.

Tipos de erupciones volcánicas

Antes de nombrar y explicar los diferentes tipos de erupción volcánica, debemos recordar de qué se trata este fenómeno.

Una erupción volcánica es uno de los fenómenos de la naturaleza más sobrecogedores que conocemos y se produce cuando el magma y el resto de materiales que se encuentran en el interior de un volcán ascienden a la superficie terrestre.

Estos fenómenos geológicos se producen a causa de un aumento de la presión de los gases y la temperatura en una masa de magma en el manto terrestre y podemos diferenciar tres tipos de erupción volcánica de las cuales hablaremos a continuación detalladamente

Erupciones magmáticas

Las erupciones magmáticas son las más frecuentes y se producen cuando el gas del magma se libera hacia el exterior. Esta liberación de gas tiene como consecuencia que el magma ascienda al descender su densidad y, es entonces cuando se produce la erupción. 

Además, podemos distinguir varios tipos de erupciones magmáticas:

  • Erupciones vulcanianas: caracterizadas por sus fuertes explosiones, su lava muy viscosa y las grandes cantidades de ceniza que se generan.
  • Erupciones hawaianas: se trata de erupciones efusivas de lava muy fluida y con un bajo contenido de gas.
  • Erupciones estrombolianas: estas son algo más leves, explosivas y periódicas y se expulsa cenizas, bombas y lapilli.
  • Erupciones islándicas: originadas a raíz de una fisura en la corteza terrestre y son bastante efusivas.
  • Erupción peleana: la lava en este tipo de erupción es extremadamente viscosa y se solidifica tán rápido que es capaz de tapar la salida del volcán. Esto genera fuertes explosiones, nubes ardientes y cenizas.
  • Erupciones vesubianas: debido a las altas presiones que se alcanzan en la cámara magmática, esta es una de las erupciones más violentas. Además, en esta se expulsan gases tóxicos y una gran cantidad de cenizas.

Erupciones freáticas

Este tipo de erupción se genera debido al contacto indirecto entre el agua y el magma. El magma aumenta tanto en temperatura que provoca que el agua se caliente y evapore con rapidez. Es entonces cuando se genera una muy alta presión y llega la explosión de piroclastos, vapor, agua y cenizas al exterior.

Erupciones freatomagmáticas

Las erupciones freatomagmáticas son provocadas por la interacción directa entre una fuente de agua y magma. Al contrario que las erupciones magmáticas, impulsadas por una expansión térmica, las erupciones freatomagmáticas se generan por la contracción térmica del magma y las cantidades de vapor de agua que surgen.

Cómo vigilamos los volcanes. ¿Podemos pronosticar erupciones?

A día de hoy y, gracias a los avances científicos y tecnológicos, los expertos son capaces de pronosticar el lugar y fecha aproximada de una erupción volcánica y cuáles serán sus características. Sin embargo, esto no es una ciencia exacta. Los profesionales intentan anticiparse para reducir los daños producidos por este fenómeno al máximo pero no pueden concretar con seguridad cuándo ocurrirá.

El pronóstico de erupciones alcanza un alto nivel de fiabilidad siempre y cuando se disponga de las herramientas adecuadas y un equipo de científicos completo y cualificado. Es muy importante que vive en un medio natural volcánico conozca el riesgo y asuma las medidas de autoprotección que sean necesarias. 

Para poder prevenir y pronosticar una erupción volcánica es necesario tener en cuenta los siguientes aspectos:

    1. Conocimiento de la actividad volcánica (deben estudiarse las erupciones ocurridas en el pasado).
    2. Sistema permanente de vigilancia 
    3. Ordenación de usos y gestión del territorio (utilizando los mapas de peligro para reducir la catástrofe).
    4. Planificación ante emergencias (planes de actuación, organización de medios, etc.).
    5. Educación y divulgación (es crucial que la población, cuerpos de emergencia y seguridad y organismos locales obtengan una información precisa sobre los fenómenos volcánicos y las medidas de prevención que existen).

Productos volcánicos y peligros asociados

Las erupciones volcánicas son uno de los fenómenos de la naturaleza más espectaculares y una impresionante muestra del poder que tiene la Tierra.Y es que, es tanto el poder que, en ocasiones, puede causar la pérdida de numerosas vidas humanas. La gravedad de los efectos de un volcán depende de la cercanía de las poblaciones humanas que se asienten cerca de este. Algunos de los peligros y consecuencias que podemos destacar de este fenómeno geológico son:

  • Lluvias y nubes de ceniza: las erupciones volcánicas expulsan a la atmósfera ceniza volcánica que, más tarde, se depositarán en la tierra. Toda esta ceniza puede causar problemas respiratorios en personas y animales, afectar a la flora y cultivos impidiendo a las plantas realizar la fotosíntesis, o, incluso, contaminando fuentes de agua.
  • Explosiones: las explosiones son capaces de liberar material volcánico a largas distancias provocando lluvias de proyectiles en los terrenos en los que se encuentra la población.
  • Coladas de lava: esto es de roca fundida que arrasa todo lo que encuentran a su paso.
  • Derrumbamientos: en ocasiones, las erupciones vienen acompañadas de ondas sísmicas y terremotos de diferente magnitud que pueden afectar a las construcciones humanas cercanas.
  • Incendios: cuando la erupción se genera cerca de un bosque, las altas temperaturas generadas suelen propiciar la expansión de incendios forestales.
  • Emanación de gases: los gases que expulsa un volcán puede provocar la formación de lluvia ácida, la cual puede producir daño en los cultivos e incluso producir numerosas muertes por intoxicación o asfixia.
  • Tsunamis: cuando una erupción tiene lugar bajo el agua también pueden producirse tsunamis asociados al vulcanismo.

Grandes erupciones de la historia

Las erupciones volcánicas son un fenómeno geológico que han acabado con poblaciones, ciudades e incluso con civilizaciones enteras. Y es que, a pesar del avance científico y tecnológico, los volcanes siguen teniendo una actividad algo impredecible y sorprendente.

Para medir las erupciones volcánicas, los expertos han diseñado una escala de 0 a 8 grados conocida como el Índice de Explosividad Volcánica (IEV). Este mide aspectos como, por ejemplo, el volumen de material expulsado, la altura alcanzada por la nube explosiva, la duración de la erupción, etc.

La erupción volcánica más violenta y grave de la historia de la geología fue en Estados Unidos, concretamente en el Colorado. La Caldera de La Garita erupcionó hace 2,1 millones de años dejando un cráter de 35 km por 75 km y transformando por completo el clima de todo el planeta. Esta explosión es la única que se encuentra fuera del Índice de Explosividad Volcánica porque se cree que pudo llegar a alcanzar un 9,2 en el IEV.

Otra de las erupciones más famosas es la del Monte Vesubio en la antigua ciudad romana de Pompeya. Es la primera de todas dre la cual se tienen referencias y pruebas ya que la ciudad quedó cubierta bajo una capa de cenizas volcánicas la cual se conserva actualmente y se puede visitar.

Por último, hablaremos de la erupción del Monte Tambora (en la isla de Sumbawa, Indonesia) en 1815. Es reconocida como la erupción volcánica más poderosa registrada a lo largo de la historia. La corriente del viento esparció las partículas de polvo volcánico por todo el planeta creando un clima invernal que ocasionó la destrucción de toda la producción agrícola en lugares tan lejanos de allí como China, Estados Unidos o Europa, estropeando de esta manera las cosechas y dejando a la gente sin alimentos.

El mundo de los volcanes es muy amplio y complejo pero ahora ya sabes un poco más. Si todavía tienes ganas de seguir aprendiendo acerca de este increíble fenómeno, no dudes en apuntarte a nuestro curso “Volcanes“. En Amautas te formamos de manera didáctica y creativa y estamos seguros de que quedarás 100% satisfecho.

5/5 - (19 votos)

Comentarios

Contenidos